El Proyecto

La propuesta arquitectónica permite dar respuesta a dos tipos de experiencias presentes en la evocación y en la memoria, la individual y la grupal. El recorrido del Parque permite la meditación introspectiva y la convocatoria masiva, entendiendo la construcción simbólica de la Nación como una tarea colectiva y social, a través del compromiso individual.

Se busca reafirmar las condiciones propias del lugar, explotar las características naturales del paisaje costero y su significativa flora y fauna, en consonancia con la intervención urbana. El agua es el elemento que define el paisaje y estructura el proyecto. Bordea el Parque, ingresa en él, en los momentos del año en los que el río alcanza su mayor nivel, abrazándolo, conteniéndolo. La huella de implantación surge de las depresiones propias del lugar y de las proporciones del terreno. De este modo humedal-bañado-ribera-bosque-estepa vienen a configurar los distintos ámbitos del Parque, en coincidencia con la sectorización de actividades.